Las farras en El Fiestódromo son únicas. Al único espectáculo de pole dance del País Vasco se une la posibilidad de comer todo lo que queráis, repitiendo las veces que haga falta, y la legendaria barra libre de Cena y Fiesta: pide los vinos, espumosos, cervezas, kalimotxos, sangrías y refrescos que haga falta para saciar vuestra sed… desde que entráis al local hasta que termine el show. ¡Y además con UN CUBATA incluído!