Si el cuerpo aguanta, El Fiestódromo no puede ser menos, así que os seguimos la juerga hasta las 6 de la mañana… ¡que no pare la fiesta hasta que se haga de día!

 

Abrimos hasta las 6